Comparte este mensaje

Una de las tradiciones que tenemos como familia es leer las escrituras a nuestra pequeña hija Emilia de 6 años antes de dormir, esto lo hemos hecho desde que nació. Actualmente está aprendiendo a leer y le fascina pintar de distintos colores los versículos que más le gustan.

Uno de esos versículos en particular que le gustó se encuentra en el relato de la visita de Jesucristo a los Nefitas, los que conversaban unos con otros cuando oyeron una vos del cielo la cual no entendían, pero que al ser suave y apacible penetro sus corazones haciéndolos arder. Por segunda vez oyeron la voz pero no la entendieron.

“Y nuevamente por tercera vez oyeron la voz, y aguzaron el oído para escucharla; y tenían la vista fija en dirección del sonido; y miraban atentamente hacia el cielo, de donde venía el sonido.”

3 Nefi 11:5

Mientras mi hija pintaba su parte favorita yo me pregunté ¿qué tan aguzado tengo mi oído? ¿Con cuanta frecuencia me habla el Espíritu Santo y no la entiendo? ¿Qué tan familiarizado estoy con la influencia del Espíritu Santo?

Aunque todos tenemos experiencia con el Espíritu Santo, no siempre la podemos reconocer. Pero para poder aumentar nuestra capacidad para recibir la influencia y dirección del Espíritu Santo debemos cultivar el deseo de recibir, ejerciendo fe en Jesucristo, guardando sus mandamientos y orando siempre sin desmayar.

Debemos abrir nuestro corazón, para que cuando nos lleguen esos pensamientos inspirados a la mente, sepamos que son verdaderos por las impresiones espirituales que nos lleguen al corazón.

Esta experiencia con mi hija me ayudo a reflexionar y comenzar a buscar momentos de quietud en los que pueda escuchar la voz del Espíritu. Te invito a que puedas seguir aprendiendo a escuchar con atención al Espíritu Santo, lo que te ayudará a determinar si te encuentras en el camino correcto o si necesitas cambiar el curso de tu vida y para que pueda estar en sintonía con los deseos de Nuestro Padre Celestial.

¡Gracias por estar aquí!

Si te gusto, califícanos y déjanos un comentario ingresando AQUÍ

close

Sé el primero en saber cuando compartimos un nuevo artículo

Suscríbete a nuestro boletín y únete a otros 1863 suscriptores.
Acepto las políticas de privacidad *

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Suscríbete a nuestro blog y únete a otros 1863 suscriptores.
Recibirás nuestras reflexiones en tu correo. Solo enviaremos artículos de gran valor ¡Lo prometo!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Acepto las políticas de privacidad *
Comparte este mensaje

Deja un comentario