Comparte este mensaje

Aprender y obedecer las enseñanzas de Dios de las sagradas escrituras se convierten en un requisito esencial para lograrlo. El presidente Russell M. Nelson enseñó:

Es factible que el desafío que ahora veis como “imposible” de superar sea precisamente el refinamiento que necesitáis ante los ojos de Dios.

Russell M. Nelson Conferencia General Abril 1988

Como hijos de Dios creados a su imagen y semejanza tenemos la capacidad de lograr lo imposible, para lo cual se nos ha enseñado a través de las sagradas Escrituras de forma repetitiva algunos principios básicos que nos permitirían lograrlo.

FE

Este no es solo el requisito más importante sino que también es el primer principio del Evangelio. Jesús enseñó personalmente este principio a sus discípulos el cual se encuentra registrado en el capítulo 17 de Mateo. En este capítulo se narra la sanación a un lunático, donde un padre lleva a su hijo ante el Salvador para que lo sane de un espíritu malo. El Señor bendijo a ese muchacho y el espíritu salió al instante y los discípulos de Jesucristo vinieron a él y dijeron: «¿Por qué nosotros no pudimos echarlo fuera?» A lo que el Señor responde: “Por vuestra incredulidad; porque de cierto os digo que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Vete de aquí a otro lugar; y se quitará; y nada te será imposible.” (Mt 17:20).

La fe se alimenta del conocimiento de Dios y se fortalece a través de la oración y del estudio diligente de las escrituras.

FOCO

Es muy importante el poder enfocar nuestra vida y vista hacia el Salvador. El señor le indicó a José Smith mediante una revelación registrada en Doctrinas y Convenios 4:5 lo siguiente: “Y la fe, la esperanza, la caridad y el amor, con la única mira puesta en la gloria de Dios, lo capacitan para la obra.”

Nuestra mira debe estar fija siempre hacia Jesucristo, con un enfoque fijo hacia la eternidad, si lo hacemos no habrá prueba difícil de soportar ni circunstancias imposibles de cambiar.

RESILENCIA

Hay muchas escrituras que hablan de este tema de una manera explícita, donde existen relatos e historias de personas que superaron circunstancias traumáticas como la muerte de un ser querido, un accidente, etc.

Cuando estés desanimado o pasando por un mal momento recuerda que “Para Dios nada es imposible” (Lc 1:37) La vida no es fácil, habrán momentos difíciles de soportar, habrá dolor en el camino pero Dios siempre estará ahí. El Señor dijo en Deuteronomio 31:6 «Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará ni te desamparará.»

No importa qué tan grande sean tus aflicciones, “Se fuerte y valiente” (2 Cró: 32-7) Fortalece tu fe mediante la oración y el estudio de las escrituras, enfoca tu vista en Jesucristo y la eternidad, aprende a interponerte antes las adversidades que se te presentan en la vida y recuerda que el señor a dicho “iré delante de vuestra faz. Estaré a vuestra diestra y a vuestra siniestra, y mi Espíritu estará en vuestro corazón, y mis ángeles alrededor de vosotros, para sosteneros.” (DyC 84:88)

close

Sé el primero en saber cuando compartimos un nuevo artículo

Suscríbete a nuestro boletín y únete a otros 1858 suscriptores.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Suscríbete a nuestro blog y únete a otros 1858 suscriptores.
Recibirás nuestras reflexiones en tu correo. Solo enviaremos artículos de gran valor ¡Lo prometo!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Comparte este mensaje

Author: Patricio Figueroa

Seguidor de Jesucristo y apasionado por su obra ~ Blogger en soypatriciofigueroa.com ~ Director y Conductor en santosconectados.com ~ Administrador de empresas ~ Emprendedor ~ 35 años ~ Casado ~ Padre de 3 Hijos ~ Pescador Deportivo.

Deja un comentario