Comparte este mensaje

La gratitud es un principio divino que permite acceder a las bendiciones de los cielos, donde cada día debemos agradecer por las muchas misericordias y bendiciones de las cuales Dios nos provee.

Sin lugar a dudas que no es fácil ser agradecido cuando no estas viviendo días muy buenos en tu vida o más difícil aún es el poder reconocer las bendiciones de Dios cuando todo va mal. Es muy común el que no podamos ver lo que tenemos y, en su lugar, deprimirnos por lo que nos hace falta.

Job dijo: “Desnudo salí del vientre de mi madre y desnudo volveré allá. Jehová dio y Jehová quitó: ¡Bendito sea el nombre de Jehová!”

Ciertamente nada traemos a este mundo y nada nos podremos llevar. Cuando leo este versículo recuerdo a los faraones quienes cuando morían los enterraban con sus joyas, riquezas y todo lo que pudieran necesitar en la otra vida, pensando que podrían traspasar el velo de la muerte con ellas.

Para los faraones sus joyas y riquezas eran su mayor tesoro. Pero para ti ¿Cual es tu tesoro?, ¿Dónde está tu mayor riqueza?, ¿En los objetos, en las posiciones o en tu relación con Dios y su Hijo Jesucristo?

Hubo un tiempo en que solo veía lo que me faltaba, estábamos pasando momento difíciles con mi esposa y cada día me levantaba viendo todo lo que nos faltaba hasta que un día ella me dijo que debía aprender a agradecer lo que Dios nos había dado, debo admitir que me costo, pero después de una larga reflexión me di cuenta de esa gran verdad, pues había recibido muchas bendiciones de Dios, nosotros estábamos sanos, nuestros hijos estaban sanos, teníamos un techo sobre nuestras cabezas, d En la Biblia dice: “Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto” (1 Timoteo 6:6-8). Dios desea darnos todo lo que necesitamos, pero debemos aprender a alegrarnos y a estar satisfechos  con lo que tenemos hoy.

En la Biblia podemos ver un relato de gratitud con una expresión de Jesús, cuando alimentó a más de cuatro mil personas que lo seguían hace tres días: “Entonces sus discípulos le dijeron: ¿Dónde podríamos conseguir nosotros tantos panes en el desierto para saciar a una multitud tan grande?

Entonces Jesús les dijo: ¿Cuántos panes tenéis? Y ellos dijeron: Siete, y unos pocos pececillos.

Y mandó a la gente que se recostase en tierra.

Y tomando los siete panes y los peces, dio gracias, los partió y dio a sus discípulos, y los discípulos a la gente”.

Aquí puedes ver, que después que Jesús haya dado gracias sucedió el milagro “Y comieron todos y se saciaron; y de lo que sobró de los pedazos recogieron siete cestas llenas” (Mateo 15:32-38)

La gratitud es un principio divino que permite acceder a las bendiciones de los cielos, donde cada día debemos agradecer por las muchas misericordias y bendiciones de las cuales Dios nos provee.

El filósofo griego Epicteto dijo: “Sabio es el hombre que no se entristece por las cosas que no tiene, sino que se regocija por las que tiene” . No permitas que los desafíos de la vida y los problemas te impidan ver las bendiciones, en cambio realiza un esfuerzo consciente por expresar gratitud hasta que hayas aprendido y cultivado una actitud de agradecimiento.

Recuerda que las cosas que producen mayor felicidad y un profundo sentimiento de gratitud son aquellas que el dinero no puede comprar, la familia, los amigos, el evangelio, la salud, el amor, etc. Las cuales son cosas que aveces no valoramos.

Te animo a ser agradecido, comienza y termina el día con gratitud, ¡Haz de ello un hábito en tu vida!

“Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él, arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como se os ha enseñado, creciendo en ella con acción de gracias” (Colosenses 2:6-7).


close

Sé el primero en saber cuando compartimos un nuevo artículo

Suscríbete a nuestro boletín y únete a otros 1860 suscriptores.
Acepto las políticas de privacidad *

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Suscríbete a nuestro blog y únete a otros 1860 suscriptores.
Recibirás nuestras reflexiones en tu correo. Solo enviaremos artículos de gran valor ¡Lo prometo!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Acepto las políticas de privacidad *
Comparte este mensaje

Deja un comentario