Comparte este mensaje

Cuando tomamos la decisión de seguir a Cristo y hacer convenios con Él dice el apóstol Pablo que nos convertimos en nuevas criaturas, que lo viejo ha pasado y ha llegado ya lo nuevo. Entonces ¿Por qué seguimos recordando el pasado? ¿Por qué seguimos frustrándonos y reviviendo nuestro dolor con esos recuerdos?

“No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a la memoria las cosas antiguas. He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz. ¿No la percibís? Otra vez abriré camino en el desierto y ríos en el yermo.”

Isaías 43-18-19

El Señor nos ha pedido que dejemos a atrás nuestro pasado, mediante la sangre de Cristo hemos sido renovados, lo cual significa que debemos dejar todo lo malo atrás, el Salvador nos regala la oportunidad de nacer de nuevo.

Entonces ¿Por qué recordar aquello tan terrible que nos sucedió y lo mal que se portaron con nosotros? Traer de vuelta a la memoria aquellas emociones que nos provocan malestar, culpa, vergüenza, renco, nos hacen daño una y otra vez el solo recordarlas. Al focalizarnos demasiado en el pasado, corremos el peligro de caer sumidos en una gran tristeza o depresión ¿Es esto lo que el Señor quiere para ti?

Te invito a aceptar tu pasado y las cosas que te sucedieron tal como ocurrieron y dejarlo estar, aunque esto no resulte fácil, es imprescindible que te esfuerces por lograrlo. Aprende a perdonar a aquellos que te hicieron daño y principalmente perdonarte a ti mismo por las cosas que hiciste mal y no puedes deshacer.

El Señor ha prometido transformar tu vida por medio de Cristo quien da vida y luz a todas las cosas. Él abrirá nuevos caminos en tu vida y te bendecirá para que siguas adelante con una nueva vida. ¿Le crees al Señor?

¡Sigue perseverando, el Señor te ama y te fortalecerá!

close

Sé el primero en saber cuando compartimos un nuevo artículo

Suscríbete a nuestro boletín y únete a otros 1858 suscriptores.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Suscríbete a nuestro blog y únete a otros 1858 suscriptores.
Recibirás nuestras reflexiones en tu correo. Solo enviaremos artículos de gran valor ¡Lo prometo!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Comparte este mensaje

Deja un comentario