Comparte este mensaje

¿Vives una vida llena de gozo? ¿Eres feliz cada día de tu vida a pesar de las circunstancias que en ella se originan? En una vida llena de sufrimiento y dolor puedes encontrar un gozo duradero, el cual proviene de vivir el evangelio de Jesucristo.

Una de mis escrituras favoritas del Libro de Mormón es sin duda la que se encuentra en 2 Nefi 2:25 que dice Adán cayó para que los hombres existiesen; y existen los hombres para que tengan gozo”. En muchos pasajes de la Biblia y el Libro de Mormón están llenos de referencias del gozo, dejando claro que es un fruto que todos pueden disfrutar.

El evangelio de Jesucristo nos invita a vivir una vida llega de gozo y que a pesar de las dificultades y adversidades de la vida puedes alcanzar esa felicidad tan anhelada. Pero para poder entender cómo alcanzar ese gozo es necesario ir a las Bienaventuranzas (Mateo 5:3-11) palabra que en el vocablo español tiene por significado “ser próspero”, “ser feliz”, “ser bendecido” y  Jesús nos enseñas 9 formas de alcanzar ese gozo en esta vida, enfatizando en cada versículo la palabra Bienaventurado el cual comunica no solo felicidad, sino que a además paz, consuelo, esperanza y un interminable gozo.

El apóstol Pablo enseñó: “No lo digo porque me encuentre en la indigencia, pues he aprendido a contentarme con lo que tengo. Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, tanto para estar saciado como para tener hambre, tanto para tener abundancia como para padecer necesidad” (Filipenses 4:11-12). Sin lugar a dudas, Pablo sabía muy bien que las cosas de este mundo no son la fuente de felicidad que produce gozo interminable, como dice el viejo refrán “No es más feliz el que mucho tiene, sino el que menos necesita” y tu al igual que Pablo debes estar preparado espiritualmente para vivir tanto en la abundancia como en la escases, porque que no hay ningún tipo de aflicción que no pueda ser consumida en el gozo de Cristo (Alma 31:38) porque tu vida y tu alma puede ser llenada con un gozo tan grande y tan profundo como ha sido tu dolor (Alma 36:20).

Más Jesucristo enseñó: “Por tanto, no temáis ni aun a la muerte; porque en este mundo vuestro gozo no es completo, pero en mí vuestro gozo es cumplido. De manera que no os afanéis por el cuerpo, ni por la vida del cuerpo; mas afanaos por el alma y por la vida del alma” (DyC 101:36-37). Nada que provenga del mundo te proporcionará un gozo duradero, sino más que una felicidad efímera y esporádica, en cambio en Jesús esta la esperanza y el gozo verdadero y duradero, Él es la fuente de toda felicidad, felicidad que no proviene de los resultados o de las circunstancias de la vida sino de vivir el evangelio de Jesucristo. Así que a pesar de la tristeza y el dolor que puedas experimentar en esta vida puedes encontrar regocijo en Jesús ya que Él justo y fiel, nunca te dejará o abandonará  y siempre podrás regocijarte en ÉL.


close

Sé el primero en saber cuando compartimos un nuevo artículo

Suscríbete a nuestro boletín y únete a otros 1860 suscriptores.

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Suscríbete a nuestro blog y únete a otros 1860 suscriptores.
Recibirás nuestras reflexiones en tu correo. Solo enviaremos artículos de gran valor ¡Lo prometo!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Comparte este mensaje

Author: Patricio Figueroa

Seguidor de Jesucristo y apasionado por su obra ~ Blogger en soypatriciofigueroa.com ~ Director y Conductor en santosconectados.com ~ Administrador de empresas ~ Emprendedor ~ 35 años ~ Casado ~ Padre de 3 Hijos ~ Pescador Deportivo.

Deja un comentario