Comparte este mensaje

Si recordamos la historia de Gadiantón, este le exige a Lanoceo que se rinda y entregara sus tierras, pero no se dejó amedrentar, sino que hizo que su pueblo orara al Señor para cuando los ladrones llegaran.

“Mas he aquí, este Laconeo, el gobernador, era un hombre justo, y no se amedrentó por las amenazas y demandas de un ladrón; por tanto, no hizo caso de la epístola de Giddiani, el caudillo de los ladrones, antes bien, hizo que su pueblo le suplicara fuerza al Señor, para cuando los ladrones descendieran contra ellos.”

3 Nefi 3:12

En nuestra vida encontraremos muchos ladrones que vendrán a intentar a robarnos nuestra espiritualidad, Satanás las usa para que te rindas y abandones la senda de Dios. Hablo de cosas comunes que quizás pasas por alto al ser cotidianas y arraigadas en la consciencia colectiva del mundo moderno.

La dificultad está en hacerse consciente de qué es lo dañino, cuáles son esos ladrones que nos roban la espiritualidad como la queja, la pereza, el reclamo, la ingratitud, la culpa, amargura, la falta de perdón entre otras. Satanás y sus seguidores usan como táctica estas actitudes con los miembros de la Iglesia para tratar de desviarlos y debilitar su fe.

Cuando la vida se pone difícil, cuesta mucho evitar que una mala actitud tome control de nuestros pensamientos y gobierne nuestras vidas. Pero al igual que Laconeo puedes realizar preparativos espirituales diariamente que te ayudarán a vencer a estos ladrones espirituales como la oración ferviente, el estudio diligente de las escrituras, entre otras prácticas habituales de los fieles Santos de los Últimos Días.

Tienes el poder de elegir tu actitud, enfoca tu corazón en el lugar correcto, enfrenta las dificultades de la vida con una sonrisa, abre la puerta hacia un cambio transformador y cuando enfoques tu corazón en el lugar correcto tu actitud también lo estará, así que cuando la queja, el rencor, el reclamo, la ingratitud, la amargura o la culpar vengan a tu mente tengas el poder de vencerlas.

Recuerda que una buena actitud es clave para ser feliz y es tu decisión.

¡Sigue perseverando, el Señor te ama y te fortalecerá!

close

Sé el primero en saber cuando compartimos un nuevo artículo

Suscríbete a nuestro boletín y únete a otros 1860 suscriptores.
Acepto las políticas de privacidad *

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Suscríbete a nuestro blog y únete a otros 1860 suscriptores.
Recibirás nuestras reflexiones en tu correo. Solo enviaremos artículos de gran valor ¡Lo prometo!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Acepto las políticas de privacidad *
Comparte este mensaje

Deja un comentario