Comparte este mensaje

La humildad es una virtud que implica el reconocimiento de que dependemos de Dios y el deseo de someternos a Su voluntad. Por otra parte, La humildad es una cualidad independiente de la posición económica o social. Una persona humilde no pretende estar por encima de otros ni por debajo de nadie, sino que reconoce que todas las personas son iguales, y que tienen el mismo grado de dignidad.

Esta es una de las cualidades que más admiro de Jesucristo, su ejemplo no tiene comparación y aunque pueda parecer algo lejano para nosotros, el Señor se ofrece como modelo para enseñarnos que también podemos desarrollar esta virtud en nuestra vida.

Jesucristo dijo:

“Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón.”

Mateo 11:29

El Señor nos invita a aprender de Él y transformar nuestro corazón en uno verdaderamente humilde y lleno de amor. Jesús tenía un corazón humilde y bondadoso, el cual no era una virtud forzada o adquirida, era su esencia. Él es nuestro modelo de humildad máximo que toca lo más profundo de los corazones y nos inspira.

Aunque la humildad está relacionada con la virtud de la modestia esta es independiente de la posición social o económica. Una persona humilde no está por encima o por debajo de otras personas, sino que reconoce la dignidad de todas las personas y da un trato igualitario hacia ellas.

Reconocer los propios errores ante los demás constituye uno de los mayores actos de humildad, pues una persona humilde no tiene complejos de superioridad, no tiene ego, no pisotea a las personas, no se siente superior a nadie, no se vanagloria de sus acciones. Por el contrario, rechaza todas estas manifestaciones de ostentosidad y orgullo.

Te invito a meditar en el carácter humilde de Jesucristo y a desarrollar esta virtud manifestada en tu comportamiento, comenzando por evaluar las características de esta noble virtud, la que comprende actuar con modestia, sencillez y mesura, reconociendo tus propias limitaciones y respetando genuinamente a los demás.

¡Gracias por estar aquí!

Déjanos tu comentario al final del blog

close

Sé el primero en saber cuando compartimos un nuevo artículo

Suscríbete a nuestro boletín y únete a otros 1863 suscriptores.
Acepto las políticas de privacidad *

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Suscríbete a nuestro blog y únete a otros 1863 suscriptores.
Recibirás nuestras reflexiones en tu correo. Solo enviaremos artículos de gran valor ¡Lo prometo!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Acepto las políticas de privacidad *
Comparte este mensaje

Author: Patricio Figueroa

Seguidor de Jesucristo y apasionado por su obra ~ Blogger en soypatriciofigueroa.com ~ Director y Conductor en santosconectados.com ~ Administrador de empresas ~ Emprendedor ~ 35 años ~ Casado ~ Padre de 3 Hijos ~ Pescador Deportivo.

Deja un comentario