Comparte este mensaje

A veces en la vida anhelamos que las cosas sucedan tan pronto como lo hemos pensado o imaginado, pero ciertamente el Señor tiene su tiempo y debemos aprender a confiar en la voluntad de Dios, confiar en la manera que Él hará las cosas y en el tiempo que Él lo ha determinado, y no tratar de imponer nuestra voluntad. En Eclesiastés dice:

“Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.»Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado… “tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar; «…tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar… “…tiempo de callar, y tiempo de hablar” 

(Eclesiastés 3:1–2, 4–5, 7).

¿Confías tanto en Dios cómo para confiar también en su tiempo? Recuerdo cuando decidí comenzar a estudia nuevamente motivado por mi esposa, oramos al respecto y sentimos que era el momento de hacerlo, comencé a buscar universidades y métodos de financiamientos, postulé a una beca de gratuidad del Estado la cual conseguí, me sentí muy contento porque todo lo planeado iba de maravilla, mi esposa me acompañó a matricularme y todo parecía marchar muy bien. Comencé las clases y me sentía muy a gusto, hasta que mi consejera estudiantil me comenta que por un error en la información mi beca no cubriría mi carrera y que no había cupos para poder cambiarme a otra en la que si fuera aceptada la beca. Me sentí frustrado, pues había recibido una respuesta del Señor. Pasaron los meses hasta que un día conversando con un miembro de la iglesia que había llegado hace poco a nuestra capilla, me comenta que estaba estudiando en la universidad de forma online debido a su trabajo, le pedí que me contara más sobre el asunto y cada vez que él profundizaba en el tema, más se reafirmaba la respuesta de Dios en mi corazón y entendí que esta era la forma que debía estudiar, y el tiempo en el que debía hacerlo.

Después e esa experiencia entendí que los tiempos del Señor no son mis tiempos. Como le sucedió a Elizabet y Zacarías los cuales recibieron la bendición que deseaban, la de tener un hijo, aunque llevaban mucho tiempo esperando esa bendición, parecía incluso que Dios no escuchaba las oraciones de sus hijos, pero el Ángel Gabriel le dijo a Zacarías “…no has creído mis palabras, las cuales se cumplirán a su tiempo” (Lucas 1:20). Y así fue, después de esperar con fe, fueron bendecidos con un hijo.

Solo ten en cuenta esto, Dios no se ha olvidado de ti, Él escucha tus oraciones y cumplirá sus promesas a su manera y a su tiempo, solo debes confiar Él. Mucha veces tus deseos más anhelados no se realizarán, se cumplirán de una manera distinta o simplemente en un momento diferente, pero sea como sea, pon tu confianza en Dios y deja que Él te sorprenda ¿Entonces, que puedes hacer mientras tanto? Ejercita la fe en Jesucristo y prepárate para todo aquello que te depare la vida, aprovecha todas las oportunidades que se te presenten, agradece lo que recibes y aprende de los fracasos, persevera sin importar lo que suceda y aunque las circunstancias de la vida se escapen de tu control, sigue adelante con la fe puesta en Cristo quien te proporcionará guía y paz. Y las promesas se cumplirán “en su propio tiempo y a su propia manera, y de acuerdo con su propia voluntad” (D. y C. 88:68).

close

Sé el primero en saber cuando compartimos un nuevo artículo

Suscríbete a nuestro boletín y únete a otros 1860 suscriptores.
Acepto las políticas de privacidad *

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Suscríbete a nuestro blog y únete a otros 1860 suscriptores.
Recibirás nuestras reflexiones en tu correo. Solo enviaremos artículos de gran valor ¡Lo prometo!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Acepto las políticas de privacidad *
Comparte este mensaje

Author: Patricio Figueroa

Seguidor de Jesucristo y apasionado por su obra ~ Blogger en soypatriciofigueroa.com ~ Director y Conductor en santosconectados.com ~ Administrador de empresas ~ Emprendedor ~ 35 años ~ Casado ~ Padre de 3 Hijos ~ Pescador Deportivo.

One Reply to “Todo tiene su tiempo.”

  1. indir says:

    Looking forward to reading more. Great article. Really thank you! Much obliged. June Xavier Beck

    Responder

Deja un comentario