Comparte este mensaje

Uno de los relatos más inspiradores de los escritos en el Libro de Mormón son las palabras pronunciadas por el rey Benjamín en la torre a su pueblo. Están llenas de palabras que nos motivan a efectuar un cambio profundo en el corazón y así mismo lo experimentaron las personas que lo escucharon.

“Y todos clamaron a una voz, diciendo: Sí, creemos todas las palabras que nos has hablado; y además, sabemos de su certeza y verdad por el Espíritu del Señor Omnipotente, el cual ha efectuado un potente cambio en nosotros, o sea, en nuestros corazones, por lo que ya no tenemos más disposición a obrar mal, sino a hacer lo bueno continuamente.”

Mosíah 5:2

El deseo de cambiar nos invita a actuar, a ponernos en acción y eso lo que experimento este pueblo, un deseo genuino de cambiar sus vidas, por supuesto que no se volvieron perfectos de inmediato, pues la historia así no lo menciona, pero sí que experimentaron un profundo deseo por dejar atrás el hombre natural y entregarse al Espíritu Santo para que los hiciera más semejantes a Cristo.

El Evangelio de Jesucristo es un modelo de cambio continuo, nos invita a arrepentirnos, a ejercer fe en Jesucristo constantemente y a efectuar un cambio potente en el corazón, lo que hace y nos estimula a vivir nuestros convenios, nos permite perseverar en su palabra aplicando sus principios en nuestra vida, permitiendo que el Señor obre en nosotros y realice un proceso de cambio profundo en el corazón.

Esfuérzate por refinar tu carácter y a alinearte con los atributos de Cristo, que siempre tus decisiones diarias vayan en comunión con su Evangelio y no sean tú mismo una piedra de tropiezo en tu crecimiento espiritual. ¡No te desanimes! Los cambio intencionados aunque  pequeños pero de forma constante te proporcionarán la fortaleza necesaria para hacer cambios más grandes y duraderos, y en la medida que te vuelvas a Él con humildad aumentará tu capacidad para hacer esos cambios.

Si ajustas tus hábitos al Evangelio, cambias tus pensamientos y refinas tu carácter para ser más semejantes a Jesucristo. Tú con Su ayuda, podrás hacer cambios poderosos en tu vida y en tu corazón. Recuerda que el Señor es y será paciente contigo en tu lucha por cambiar.

¡Gracias por estar aquí!

Si te gusto, califícanos y déjanos un comentario ingresando AQUÍ

close

Sé el primero en saber cuando compartimos un nuevo artículo

Suscríbete a nuestro boletín y únete a otros 1860 suscriptores.
Acepto las políticas de privacidad *

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Suscríbete a nuestro blog y únete a otros 1860 suscriptores.
Recibirás nuestras reflexiones en tu correo. Solo enviaremos artículos de gran valor ¡Lo prometo!

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

Acepto las políticas de privacidad *
Comparte este mensaje

Author: Patricio Figueroa

Seguidor de Jesucristo y apasionado por su obra ~ Blogger en soypatriciofigueroa.com ~ Director y Conductor en santosconectados.com ~ Administrador de empresas ~ Emprendedor ~ 35 años ~ Casado ~ Padre de 3 Hijos ~ Pescador Deportivo.

Deja un comentario